Manuel Turrillas Ezcurra

Manuel-Turrillas-1935Navarra, 1905 – 1997

Fue un músico popular que nació en una pequeña localidad de Navarra (Barásoain) de unos 500 habitantes en 1905, a 25 km de Pamplona, en la vía principal a Madrid.

Pasó por la infancia sin poder disfrutarla apenas, ni pudo formarse musicalmente, pero se esforzó para ser clarinetista en la banda de música La Pamplonesa, que fue su alma y vida, a la vez que se veía envuelto accidentalmente en el mundo de la composi­ción.

Muy a su pesar, porque siempre albergó la esperanza de acometer estudios supe­riores, no pasó de la música folclórica regional, especialidad en la que dejó un legado musical acogido con entusiasmo allá donde tengan lugar las fiestas patronales, para las que le pedían cubrir todas sus facetas: aurora, misa, pasacalles, acompañamiento de gigantes, pasodobles y baile.

Manuel-Turrillas-DVD-de-auroras-y-misas

Hasta pocos meses antes de su fallecimiento recibió encargos continuos para com­poner, armonizar o instrumentar piezas relacionadas con las fiestas, aun cuando preten­dió desentenderse de ese trabajo a principios de la década de 1960, porque se veía incapaz de ofre­cer variedad.

Pero otras facetas, más importantes y humanas, eran su generosidad y su vocación de servicio. No era capaz de negarse ni le movió el afán por el dinero: “Si tuviera que vivir de la música, estaría recogiendo cartones por la calle”.

Era un hombre muy sencillo y amable, que siempre tenía abierta la puerta de su casa. Su mayor preocupación fue hacer algo para que la juventud tuviera una diversión alegre y sana. Corrobora esto el hecho de que el último encargo que recibió fue de un grupo de jóvenes para instrumentar y armonizar una pieza —“Ingurutxo del Muthiko”— que, desgraciadamente, no pudo terminar. Sitúense en 1997: Manuel Turrillas tenía 92 años y los jóvenes no pasaban de los 30.

Su música es pegadiza, festiva y vibrante. Sus ritmos han sido, y son bailados aún después de 80 años, por toda Navarra, en pueblos de España, en América Latina, en Francia…, pero su música ha recorrido medio mundo en los instrumentos de un sin fin de grupos musicales.

Manuel-Turrillas-julio-1976

No es exagerado decir que el autor entendió qué melodías necesita el ser humano para despojarse por unos días de la rutina del trabajo y de los problemas de la vida diaria: música alegre e ¿intrascendente?

El legado musical de Manuel Turrillas Ezcurra, conocido popularmente como “El Maestro Turrillas”, consta de cerca de 500 composiciones musicales, incluidas más de 100 jotas cantables.

Recibió en muchas ocasiones a lo largo de su vida el reconocimiento de la sociedad y, tras su fallecimiento, el Ayuntamiento de Pamplona, otros ayuntamientos de Navarra, las Peñas de Pamplona y otros colectivos organizaron homenajes, multitudinarios en algunos casos (Plaza Consistorial de Pamplona, 1997 y Plaza de Toros de Pamplona, 2005), para recordar su memoria.

Más de medio siglo después de su creación siguen sonando sus melodías en los lugares más insospechados.